Visitas

lunes, 16 de enero de 2012

Consejos para "detectar" una Dieta Milagro

¡Feliz Lunes! Empieza una nueva semana y ya que estamos a principios de año, seguro que más de uno y una está intentando cumplir los buenos propósitos que se planteó para el 2012.

Si una de vuestras metas es perder peso, os aconsejo que SIEMPRE lo hagáis de la mano de un profesional de la salud. Es el único que os puede hacer una evaluación completa de vuestro estado nutricional y una valoración de vuestros hábitos de vida y requerimientos, de ésta forma os podrá plantear una dieta personalizada y adaptada.

Tenéis que tener en cuenta que nuestro principal objetivo no es que se siga la dieta al pie de la letra, sino conseguir cambiar los hábitos de alimentación y que el propio interesado sepa las actitudes que le van a beneficiar y las que no le van a aportar nada bueno.

Después de éste discurso sobre las bondades de ponerse en manos de un profesional, os quiero dar un par de pautas para que podáis detectar a años luz una "dieta milagro". 

Seguramente os habréis fijado que, si buscáis una dieta, muchas revistas (de dudoso contenido científico), anuncios o simplemente tecleando la palabra "dieta" en un buscador,  os propondrán multitud de resultados.

La difícil es descartar las proposiciones dietéticas que son desequilibradas y que nos van a aportar ningún beneficio, normalmente estas dietas suelen cumplir tres presimas.

1. Prometen una pérdida de peso rápida (lo cual NUNCA es saludable)
2. Se realizan sin esfuerzo (en mi opinión, todo lo que se hace bien requiere algo de esfuerzo)
3. Anuncian que son completamente seguras para la salud y sin riesgos (Paradójico, ¿no?)

Para rematar, seguramente también incluirán algún apelativo tipo: "mágico", "eficaz", "sorprendente resultado", "antes y después", prohibición de alimentos, testimonios de famosos o falacias argumentales.

Mi consejo es que si en un producto "adelgazante", "dieta" o otro símil encontráis 1 o más de éstos signos,
¡¡¡¡Huir!!!! 



3 comentarios:

  1. Hola Sandra,
    Gracias de nuevo por tus explicaciones. Simplemente quería plantearte una duda: Si las dietas milagro son malas para la salud, por qué sanidad las tolera? Así como los alimentos, medicamentos e inventos para reducir peso deben pasar un estricto control de sanidad y calidad; uno puede inventarse una dieta a base de alcachofas para perder 10 Kilos en 3 días y no sólo nadie le dice nada, sino que encima el tío se hace de oro!
    En fin, es una reflexión personal ;)
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Lui,
    Gracias por seguirme y participar en el Blog.
    Tu pregunta es muy interesante, y me temo que la respuesta es complicada, ya que nos entramos en territorio de normativas, directivas, y jerga jurídica que lamentablemente no domino.
    Simplemente te comento que estas empresas siempre buscan lagunas legales de regulación de la publicidad, en la denominación de comercialización...y en otras tretas para torear la normativa existente.
    También hay que decir que existe un centro de detección de productos milagro, puesto en marcha por el colegio de farmacéuticos. Lamentablemente no debe dar abasto.
    Por último te dejo un link muy interesante que explica como se regulan estos productos.
    http://www.consumer.es/alimentacion/aprender-a-comer-bien/perder-peso/39.php
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Sandra, le echaré un vistazo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar